NUNCA ANTES HABÍA LLORADO EN CLASE…

El aula es un lugar como mágico, que suele ser alegre y solemos divertirnos. Pero a veces también tocamos temas sensibles. En este caso estamos con la transición de Infantil a Primaria. Esa etapa tan difícil para los niños y niñas, ya que el cole, conocido, seguro para ellos cambia, y pasa a ser un lugar que no conocen y que puede llegar a asustarlos.

Para ello las seños estamos trabajando en clase, haciendo actividades de tránsito para facilitarles ese cambio. Una de esas actividades es visitar nuestro futuro colegio, el aula donde estaremos el próximo curso, y que seguro que nos encantará.

2015-10-26 11.39.39Pues bien, lo que menos me imaginaba esta mañana cuando hablábamos de esto en clase era el rumbo que iba a tomar… Les preocupaba quién estaría el próximo curso en nuestra clase, qué seño, que niños y niñas, y que qué iba a hacer yo… Mi respuesta ha sido: “pues yo tendré otra vez niños y niñas de tres añitos”. Y ahí, justo en ese momento, Billie ha levantado la mano muy seria y un poco triste para preguntarme “¿y qué pasa si te olvidas de nosotros?” “Eso es imposible”, le he contestado yo dándole un abrazo, “yo os quiero mucho y nunca me voy a olvidar de vosotros”. Al darme la vuelta Gladys también estaba llorando: “¡es que me da mucha pena!”…

Hamza me decía que ojalá tuviera otra vez tres años para estar otra vez conmigo… y Paula intentaba convencer a su madre de que hablara con el director del otro colegio para que yo vaya allí con ellos. ¡Cómo no voy a llorar! Si estos peques me han robado un trocito del corazón…

¡Adoro mi trabajo!

 

3 comentarios

  1. Eres una buena profesora y mejor persona se nota que te gusta tu trabajos y lo haces con amor. Si nos da pena a los padres como nos les va dar pena a ellos.Gracias por ese tiempo tan bonito que siempre quedará ahí.

  2. Wowww!!! Que bonito!! Hasta se me ha escapado una lágrima a mi…. Esto es fruto de tu trabajo!

  3. Wowwww que bonito!! Hasta yo estoy con. Lágrimas en los ojos!!/ esto es fruto de tu trabajo… Disfrutad el tiempo que la queda…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *